Nosolorol

Symbaroum: EL Juego de Rol

$44.990
1
+
-
Solo quedan 1 unidades de este producto

"Cae el ocaso sobre Davokar la Oscura"

Las bandas de krankas revoloteó con furia alrededor del grupo. Fenya, la trasgo cazatesoros, sabía que esas odiosas criaturas son capaces de oler l sangre antes de que se derrame, pero aún así mantuvo la calma. Kravek se secó el sudor de las manos, empuñó su lanza y giró la cabeza para soltar un grito: "Magdala, ¡Date prisa!". La bruja no respondió, absorta en la siniestra letanía del ritual que entonaba al tiempo que deslizaba sus dedos sobre el sombrío rostro tallado en la columna de piedra.
Un gran estruendo se propagó por las ruinas, como si una criatura gigante se hubiera despertado y estuviera surgiendo de entre una montaña de tierra y escombros. "La bruja dijo que las abominaciones salen de noche", murmuró la trasgo. Kvarek empuñó su lanza con tanta fuerza que la sangre desapareció de sus nudillos: "No, solo dijo que tienen más hambre tras la puesta del sol. No tienen miedo a la luz ni a...". La voz ronca de Magdalena le interrumpió: "La columna ha contestado. Ya sé donde está el mausoleo".
En ese momento la bestia de la plaga surgió de entre las ruinas. La gigantesca abominación avanzó hacia el grupo con un rugido mientras sus garras arañaban el suelo de roca. Su cuerpo estaba cubierto con un rocío negro y brillante como el mercurio.
"Creo que no tenemos escapatoria", dijo Fenya. Magdala asintió con la cabeza. "Eso parece", suspiró Kvarek. "Que sea aquí donde luchemos por el derecho a reclamar los tesoros de Symbaroum".

Español

También te puede interesar